Socialismo Internacional

Periódico de la Organización Socialista Internacional

La crisis de la deuda en la República Dominicana

Posted by Socialismo Internacional en octubre 15, 2008

Hugo Cedeño

El asunto de la deuda externa se convirtió en un tema más central en la política de la República Dominicana después que el gobierno del Presidente Leonel Fernández se quedara sin dinero tras una borrachera de gastos durante su exitosa campaña de reelección en mayo.

Hugo Cedeño es uno de los principales miembros de la Liga Socialista de los Trabajadores y presidente de la Unión de Profesores en la Universidad Autónoma de Santo Domingo. Cedeño habló con Emmanuel Santos acerca de los efectos de la crisis de la deuda en la República Dominicana.

El Presidente Leonel Fernández gastó millones de dólares durante la última campaña electoral, ayudando así su reelección a un tercer mandato en la votación celebrada en mayo. ¿Cuál fue el impacto de este tipo de gasto del gobierno en la economía?

Este Gobierno, como todos los anteriores, utilizó parte del dinero asignado por el Presupuesto y la Ley de Gastos Públicos para reelegir al Presidente Leonel Fernández.

Más de 20 mil millones de pesos dominicanos ($600 millones de dólares) se gastaron en la campaña electoral para comprar e influenciar dirigentes y militantes de los partidos de la oposición, en pagar hasta 10 pesos a líderes de barrio del partido de Fernández [Partido de la Liberación Dominicana] por trabajar en la campaña electoral, y en acelerar proyectos de obras públicas.

Para el final de la campaña el gobierno se quedó sin un centavo. Esto llevó a Fernández a pedir del Congreso Nacional un “presupuesto complementario”, supuestamente para hacer frente a la crisis económica que enfrenta el país.

Sin embargo, los trabajadores y la clase media van a pagar por el recientemente aprobado “presupuesto complementario” de 33 mil millones de pesos ($1,000 millones de dólares), junto con otras medidas anunciadas por Fernández para hacer frente a la crisis. ¿De donde provienen esos 33 mil millones de pesos? El propio gobierno admite que tienen que adquirir nuevos préstamos de las instituciones financieras internacionales, y aumentar la deuda externa en el proceso.

¿Cuéntanos sobre los orígenes de la deuda externa de la Republica Dominicana y donde se encuentra hoy?

Como ustedes saben, la deuda externa chupa la sangre de las naciones dependientes y aprieta sus economías, y hace lo mismo a los trabajadores de estos países, que en última instancia, son los que terminan pagando por ello.

La clase dominante capitalista y sus ideólogos sostienen que la deuda externa se utiliza para desarrollar los países no industrializados. Pero los socialistas revolucionarios como nosotros sostienen lo contrario, y demostramos que mientras más grande es la deuda externa de un país, mayor es la pobreza entre los trabajadores y las masas.

Por ejemplo, en la República Dominicana de 1961, la deuda externa con los bancos internacionales fue de alrededor de $14.8 millones. Durante este período, la economía dominicana era fuerte, y los niveles de pobreza eran bajos.

Hoy en día, tenemos una deuda externa de $10.2 billones de dólares, y con respecto a hace cinco décadas atrás, el país y sobre todo los trabajadores sufren una crisis tan aguda que incluso los productos agrícolas que normalmente se producen en el campo no se encuentran en ninguna parte del mercado o tienen un precio tan alto que no pueden ser adquiridos por los trabajadores y las masas populares. El nivel de pobreza ha aumentado y más del 40 por ciento del presupuesto nacional se destina a pagos de intereses y amortizaciones de la deuda externa.

¿Cuáles han sido los efectos de pagar la deuda externa?

Desde que el gobierno ha accedido a pagar la deuda externa, ellos también discutieron y pusieron en práctica un plan económico y social que afecta la calidad de vida de los trabajadores y una sección de la clase media, dirigido a reducir sus ingresos y sus condiciones de vida materiales y espirituales—así como vaciar lo poco que tienen en sus bolsillos para que el gobierno pueda honrar estas deudas y seguir cogiendo más préstamos.

El contexto económico, político y social que el plan de la clase dominante dominicana pone en marcha es el mismo en todo el mundo: congelación de los salarios, eliminación o privatización de la salud, la educación y la educación física, reducción de las inversiones sociales, eliminación de los subsidios; causar escasez de servicios eléctricos, las comunicaciones y el transporte, y la penalización de la protesta popular; sobornar algunos de los activistas en la lucha, y a funcionarios del gobierno. Los gobiernos se enriquecen mediante el control de los recursos financieros a través de medios corruptos.

¿Qué es lo que nos proponemos como revolucionarios socialistas? Exhortamos a los trabajadores y otros sectores populares a luchar por el no pago de la deuda externa, o al menos una moratoria en los pagos. Exigimos una investigación sobre el uso de los miles de millones de pesos adeudados por el gobierno, el encarcelamiento de funcionarios públicos corruptos y la recuperación de los fondos robados.

Exigimos que el dinero utilizado para la deuda externa vaya a garantizar un incremento salarial para los trabajadores en proporción al aumento en el costo de la vida, y mayores inversiones en materia de salud, la calidad de la educación pública y la infraestructura, a fin de garantizar puestos de trabajo para los desempleados. También la demanda de la nacionalización de las empresas privatizadas como la electricidad, agua potable y servicios telefónicos, además de la distribución de los combustibles y así sucesivamente.

Al final, necesitamos un programa que sirva para organizar a los trabajadores para la lucha, para que su nivel de conciencia y experiencia política se desarrolle en el marco de la lucha anti-imperialista y anti-capitalista, en favor de una lucha por el socialismo en la que los trabajadores, a través de sus organizaciones, sean los que tomen el control del Estado y la economía.

Por último, hacemos un llamamiento a los gobiernos de Cuba, Venezuela y Bolivia para dirigir un frente de países deudores para el no pago de la deuda externa, a fin de que con sus recursos, se resuelvan los principales problemas económicos de los trabajadores en cada uno de esos países.

Traducido por Stanley Rosario para La Trinchera Obrera. Emmanuel Santos es miembro de la International Socialist Organization. Artículo originalmente publicado en SocialistWorker.org.

About these ads

Una respuesta to “La crisis de la deuda en la República Dominicana”

  1. yeranny said

    no era lo que buscaba pero esta informacion esta muy importannte

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 47 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: