Socialismo Internacional

Periódico de la Organización Socialista Internacional

¿Qué significa la victoria de la derecha en Chile?

Posted by Socialismo Internacional en enero 27, 2010

Piñera saluda a BacheletPronóstico de ataques, organización de luchas

Los medios de comunicación han informado sobre las recientes elecciones en Chile del 17 de enero -en la cual ganó el candidato conservador Sebastián Piñera dejando atrás a Eduardo Frei Ruiz-Tagle de la centro-izquierda–. Los diarios han enfatizado en el hecho de que en los últimos 50 años ni un solo político de derecha había ganado las elecciones en Chile.

Las versiones que reportan estos medios despachan por completo los 17 años que estuvo en el poder el general Augusto Pinochet. Lo ignoran porque entienden que ese gobierno fue el resultado de los años en que se coqueteo con el socialismo en Chile durante la década de 1970.

Orlando Sepúlveda argumenta que la victoria del candidato de la derecha, Sebastián Piñera, prepara el escenario para nuevas luchas por venir.

————-

Es cierto, han sido 52 años desde que la derecha gana las elecciones presidenciales, pero desde 1973 hasta 1990, la derecha controló El Palacio de La Moneda dando apoyo político y logístico a una de las más sangrientas dictaduras militares en la historia. Muchas de las mismas personas que hoy comparten y celebran la victoria de Piñera, incluido el propio Presidente electo, en aquel entonces vagaban libremente por los pasillos del poder.

Los argumentos sobre la etapa “democrática” que se había logrado en Chile, no hicieron más que tratar de minimizar lo que en los últimos 20 años ha hecho el gobierno de la coalición política llevado por la Concertación de Partidos por la Democracia. La misma coalición que lideró por años en Chile  luego de Pinochet, y que creó el escenario que hoy permite que la derecha sea considerada la  alternativa “democrática”.

La transición democrática en Chile se suponía que iba a ser un proceso en el que el pueblo chileno iba a reconstruir la democracia. Para aquellos que se oponían y se opusieron a la dictadura de Pinochet, esto significaba liberarse de la camisa de fuerza que representaba la Constitución de Pinochet, en particular el sistema de representación que ha permitido que la derecha tenga la mitad de los escaños en el Congreso de Chile, mientras sólo tiene el apoyo de una tercera parte de la población.

Ahora vemos que, en realidad, se trataba de una transición sin fin que terminó con el posicionamiento de la derecha para completar la tarea inconclusa de Pinochet: la privatización de CODELCO, la Corporación Nacional del Cobre, que es la productora de cobre más grande del mundo.

La nacionalización del cobre en Chile fue uno de los mayores logros del gobierno socialista de Salvador Allende en la década de 1970, y uno de los causantes de la represalia que tenía Estados Unidos contra Allende.

Pinochet y sus asesores economistas del libre mercado – conocidos como los Chicago Boys, porque su cede era la Universidad de Chicago – fueron capaces de privatizar gran parte de la economía chilena durante los años bajo el terror militar. Pero CODELCO era intocable, debido a la resistencia de los mineros, que fueron los primeros en huelga contra la dictadura, y el público en general.

Bajo la administración de la Concertación el Estado Chileno pudo aliviar el efecto del neoliberalismo en las sectores más pobres, precisamente por los ingresos de la industria del cobre. Pero un día después de su elección, Piñera anunció “cambios profundos” en la empresa de propiedad estatal, e incluso sugirió una reforma constitucional para permitir que el capital privado se involucre en CODELCO.

Con la derecha en el poder, el sector corporativo de Estados Unidos se está amolando los colmillos ante las riquezas que Piñera puede poner sobre la mesa para ellos.

Ellos pueden celebrar todo lo que quieran. Pero no prevalecerán. La Federación de Trabajadores del Cobre en Chile – la misma organización que en 1978 detuvo a Pinochet cuando intentó privatizar CODELCO, y que hace cinco meses estuvo en huelga y gano un incremento salarial de 4% – no esperó ni una hora para responder a las palabras de Piñera: <<Si el gobierno sigue adelante con la privatización,  la unión, “Va a tomar acción”>>.

*Originalmente publicado en SocialistWorker.org. Traducción por Alma Torres.


About these ads

Lo siento, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 47 seguidores

%d personas les gusta esto: