Socialismo Internacional

Periódico de la Organización Socialista Internacional

Sr. Benson “La diferencia entre usted y mi hija”

Posted by Socialismo Internacional en febrero 3, 2012

COMENTARIO

Maribel Estrada, la madre de Camila Rodríguez Estrada, expresa su sentir ante la publicación de una columna del profesor Jaime Benson en el periódico El Vocero. En breves y concretas palabras, Maribel expone la diferencia abismal que existe en aquellos que como Camila luchamos por justicia y aquellos que como Benson sólo escriben y critican desde el espacio de su oficina. 

Me dirijo al Sr. Jaime Benson, a quién no conozco a pesar que soy egresada del Departamento de Economía de la Facultad de Ciencias Sociales, recinto Río Piedras. Sólo espero que  este foro (El Vocero) me de el mismo espacio que le dieron a usted para expresarse. Se ha tomado el tiempo  de dedicarle una columna para atacar y tergiversar  la acción de una joven de 19 años que usted no conoce, sólo por tener una filosofía de vida distinta  a la de usted . Claramente  con la intención de querer cambiar la realidad de los hechos, ese domingo por la tarde.

Si bien es cierto que Camila pertenece a una organización Socialista (ese es su derecho), y   me imagino que  usted pertenece o habrá pertenecido  a alguna  organización la que sea (también en su perfecto derecho),  los hechos son que mientras  ese domingo en la tarde  muchos jóvenes se van a las playas, al cine  o lamentablemente al punto de drogas, en esto último  por que personas como usted en lugar de ayudarnos a levantar una generación que tengan oportunidades reales de educación de excelencia, un trabajo digno, entre otras cosas , se dedican a condenar, discriminar  y criticar a nuestros jóvenes por  pensar distinto, por venir de lugares distintos por querer un país distinto.

Ese domingo en la tarde  Camila se dirigió a una de las Facultades que todos sabemos los que estudiamos allí  brinda Paz al intelecto e invita a estudiar. Quizás tiene que ver con la vegetación o con el Majestuoso Teatro que allí se levanta, el hecho es que es un lugar  mágico. Fue allí  como en muchas otras ocasiones por voluntad propia y sola  va a su Facultad Humanidades. Va  allí en busca de  Paz  para hacer sus lecturas y es su Paz la que se ve alterada por los que no entienden lo que es amar la educación. Obviamente  por que nuestro sistema educativo no promueve, no motiva a querer ser estudiantes,  a viver  esa etapa hermosa que es la de ser estudiante!

Le cuento  que el problema de nuestra rectora y todos los que como usted apoyan su gestión es la falta de comunicación. Ustedes creen en la democracia  sin embargo nunca se han sentado en un dialógo sincero y transparente  con la comunidad universitaria. Entiendase, profesores , estudiantes, personal docente y no docente, etc. La democracia para ustedes es escuchar y dejar hablar solo a los que piensan como ustedes. Creen en la democracia pero toman decisiones importantes unilateralmente. ¡Claro que hay un problema de seguridad en el recinto! Pero hasta ahora la mayoría de esas quejas y las más graves  han sido de jóvenes mujeres universitarias que han sido atacadas, manoseadas y  hasta violadas por hombres. Me pregunto yo a cuantas personas, hombres,  ese domingo en la tarde le solicitaron la identificación? Por que seguirla, hostigarla al extremo de llegar cuatro hombres y una mujer para una joven de 19 años midiendo 5 pies de estatura?  Obviamente  se discrimina una vez más por ser mujer y tener la valentía de denunciar lo que ella considera no esta bien.El solicitar la identificación a Camila fue totalmente selectivo y así lo acepto la guardia universitaria.

Es muy fácil  escribir, criticar y condenar desde su tribuna adornada como Catedrático de Economía , UPR. Me pregunto Sr. Benson si aparte de escribir ha puesto acción en su palabra en beneficio de nuestro País. Le pregunto si alguna vez  habrá ayudado  a recoger la basura de nuestra playas para ayudar a mantenerlas limpias,  o si habrá compartido con algún deambulante, simplemente sentarse  a escucharlo y sentir su trsiteza como suya? Le pregunto también si alguna vez en su escuela o colegio tomo una brocha para pintar sus salones y motivar a los demás compañeros que también lo hicieran por que es importante  tener sentido de propiedad o si alguna vez se ha tomado el tiempo de visitar La Perla y compartir con los niños de esa comunidad en aras de darles otra perspectiva de vida? Le pregunto si reclica en su casa o alguna vez tuvo la inciativa de implantar un Programa de Reciclaje en su escuela   que fuera efectivo y liberar a nuestras futuras generaciones de tanta Basura? Le pregunto si alguna vez ha ofrecido tutorías a algún niño que haya tenido problema de aprendizaje  y ayudarlos adelantar en sus clases o si ha sacado de su i tiempo y dinero para  visitar  los niños con cáncer y contribuir con su ingreso en la compra de materiales para los hermanos de éstos? Como debe saber  ese tratamiento es carísimo y los gastos continuan para esas familias. Le pregunto si en las catástrofe de nuestro país hermano, Haití contribuyo con viveres o  artículos de primera necesidad. También  le pregunto si ha sido deportista y representado  su escuela o colegio con orgullo destacándose en los mismos o si  en sus días de estudiante habrá participado en alguna competencia nacional donde miles de jóvenes compiten tanto en lo académico como en su labor voluntario y ser reconocido por personalidades con credenciales  que gozan del respeto de nuestro País como el Dr. César Rey, Dra Myrna Rivas y el Dr. Pedro Angel Reina?

¡Claro que no! Esa es la diferencia entre usted, un Catedrático de Economía, UPR  y una joven de sólo 19 años, Camila María Rodríguez Estrada, mi hija. Al igual que ella  conozco  muchos jovenes  de firmes convicciones que  buscan  la Justicia Social para todos, sobre todos los  más indefensos. Justicia que muchos de los adultos le hemos negado a nuestros jóvenes de hoy en día. De ahí que sea usted incapaz de distinguir lo que es aspirar  a una educación de excelencia, participativa y accesible para todos vs  las prácticas de una Plan de Seguridad diseñado  sin el consenso de la comunidad universitaria, diseñado a escondidas,  un Plan que lo que busca es perseguir, hostigar y condenar a los que piensan distinto a ustedes.

-Este escrito fue escrito en memoria de Antonia Martínez estudiante asesinada por un policía durante un conflicto universitario.

About these ads

Lo siento, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 47 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: