Socialismo Internacional

Periódico de la Organización Socialista Internacional

¿Queremos cambio? ¡A luchar!

Posted by Socialismo Internacional en mayo 13, 2012

¡LA LUCHA SE DA EN LAS CALLES!

A menudo escuchamos a muchas personas inconformes con la realidad social que se vive en la isla. Algunos piensan que el cambio vendrá con un nuevo gobierno. O que porque ahora estamos en año de elecciones es el momento de luchar. Pero la realidad es que muchos sectores tienen los guantes colgados hace mucho tiempo y solo usan oportunamente las consignas de lucha para agitar, sin ninguna intención real de dar la batalla.

Para que las cosas cambien la gente tiene que luchar. Aunque sean manifestaciones pequeñas al principio. Aunque se lancen unos sectores antes que otros. Tenemos que rescatar esa cultura de lucha que tenemos en nuestra historia, desde la huelga del pueblo hasta la lucha de Vieques, recordemos como organizando y luchando se logran las cosas. Sólo de esta forma podremos ver el Puerto Rico que queremos. La otra opción es ver como nos roban el presente y el futuro desde la sala de nuestro hogar. Es hora de empezar a construir el poder desde las bases, desde la comunidad, desde las escuelas y desde los centros de trabajo. Las calles nos esperan, salgamos a protestar y organizar cambio verdadero.

Para ver Boletín en PDF accesar aquí: _¿Queremos cambio? ¡A luchar! OSI 

¡A ORGANIZAR Y PROTESTAR PARA CAMBIAR LAS COSAS!

Todas las semanas vemos noticias que reflejan el estado de crisis que vivimos como sociedad. La crisis se siente con el aumento en el número de familias que han perdido sus hogares al no poder pagar su hipoteca, la constante emigración de personas en la isla, lxs miles de jóvenes con enormes deudas en préstamos estudiantiles, el achicamiento de los sindicatos, los recortes a ayudas económicas y la violencia rampante en todas partes.

A nivel internacional las cosas no son muy distintas. Países como Grecia, España, Italia e Irlanda han vivido grandes revueltas y movilizaciones en respuesta a las medidas de austeridad. En Puerto Rico la crisis comenzó mucho antes del 2008 con aumentos drásticos en el costo de la vida en específico en los alimentos de la canasta básica y la educación en el país.

La huelga del sector estudiantil en el 2010 fue la respuesta más combativa en contra de las políticas del gobierno de Luis Fortuño. El sector del movimiento obrero, aunque mostró al principio intentos de organización con la creación del Frente Amplio de Solidaridad y Lucha (FASYL), se limitó solo a construir algunas manifestaciones que no llegaron a plantear acciones combativas para detener la ola de despidos y la imposición de las Alianza Público Privadas (APP).

CRIMINALIZAN LA POBREZA 

Hoy nos enfrentamos a un año eleccionario en el cual ningún sector ha podido canalizar los reclamos de los sectores más pobres y de la clase trabajadora.

Como es lo usual en año de elecciones se hacen muchas promesas de cambio. Cada cual sale a presentar el “mejor” plan para acabar con la criminalidad, para “garantizar” empleos y otras promesas vacías, mientras que tiran una que otra piedra.

Aunque nadie puede negar que es interesante el hecho de que tenemos no 3 sino 5 partidos en la contienda política, la verdad es que ningún partido ha podido levantar alguna campaña sustancial que recoja los reclamos de los sectores más pobres del país.

Mientras las primeras planas del país criminalizaban la pobreza exigiendo el cobro del agua y la luz de los sectores más pobres, ningún partido político reaccionó para contrarrestar este discurso.

José Ortíz, director de la Autoridad de Acueductos Alcantarillados (AAA) salió en los medios amenazando a la gente, “vamos a trabajar en conjunto con Vivienda porque si se desaloja a la gente, la gente empieza a ver que hay consecuencias por no cumplir con sus pagos”.

Mientras sale al menos un caso semanal de corrupción en el gobierno o la empresa privada, el gobierno se encarga de culpar a los sectores más pobres por no pagar luz y agua para desviar la atención y poner a los pobres y trabajadores a luchar entre sí.

Por otra parte, el gobierno ha enfatizado en su intención de limitar el derecho a la fianza como una forma de atender el problema de la criminalidad, en la práctica esta medida afecta a los sectores más pobres que no pueden pagar las grandes cantidades de dinero que se les impone.

Otro problema evidente de la crisis en la que estamos sumergidos es la creciente cantidad de casos de violencia en las calles, en especifico la violencia que vive la mujer.

Aún aquellos que aseguran que la mujer está liberada no pueden escapar de las noticias semanales que reportan más casos de violencia sexista en las calles y en el hogar. La mujer no sólo se afecta porque carga con la imposición social de ser madre y trabajadora, sino que es también objeto de la violencia mal dirigida más que cualquier otro sector, específicamente en tiempos de crisis donde existen peores condiciones de vida y mayor frustración social.

Los hombres y mujeres de clase trabajadora deben de dirigir su coraje a lo que provoca en primer lugar su frustración social. Las deudas, las largas jornadas de trabajo, la amenaza constante de perder el empleo, los recortes a ayudas económicas, la falta de tiempo de ocio, el escaso acceso a las artes y la cultura, el ataque a nuestro medio ambiente y muchos otros problemas que causan frustración son producto de un sistema económico que favorece el lucro de un sector minoritario que se enriquece aún en tiempos de crisis económicas como la que vivimos hoy.

¡LA LUCHA SE DA EN LAS CALLES!

A menudo escuchamos a muchas personas inconformes con la realidad social que se vive en la isla. Algunos piensan que el cambio vendrá con un nuevo gobierno. O que porque ahora estamos en año de elecciones es el momento de luchar. Pero la realidad es que muchos sectores tienen los guantes colgados hace mucho tiempo y solo usan oportunamente las consignas de lucha para agitar, sin ninguna intención real de dar la batalla.

Algunos líderes sindicales han entregado su suerte, y la del resto del sindicato, a políticos buscones como Thomas Rivera Schatz que se intenta vender como el amigo de lxs trabajadores, comprando algunos sectores con “oficinas laborales” o jugando al “negotiatior” en procesos huelgarios.

Lxs que no tenemos la memoria corta sabemos que Rivera Schatz, al igual que muchos otros políticos que hoy usan retórica populista para engañar a lxs trabajadores, es uno de los enemigos más grandes que tiene la clase trabajadora del país. Desde ser uno de los primeros impulsores de la nefasta Ley 7, desde impulsar la entrada de la policía en la UPR, criminalizando en el proceso a los sectores que luchan por la universidad del pueblo, hasta ser una de las figuras políticas más sexistas que tenemos en la política.

No se trata de perder la esperanza en el cambio, se trata de preguntarnos ¿Cuándo cambian verdaderamente las cosas? ¿Qué tiene que pasar para que se respete un convenio colectivo? ¿Qué tiene que pasar para que no conviertan la UPR en la universidad de los ricxs? ¿Cómo nos convertimos en gestores del cambio?

La lucha de lxs estudiantes en la UPR en el verano del 2010 fue un gran ejemplo de perseverancia, de claridad política, de convertirse en ese cambio social que queremos de verdad.

Para que las cosas cambien la gente tiene que luchar. Aunque sean manifestaciones pequeñas al principio. Aunque se lancen unos sectores antes que otros. Tenemos que rescatar esa cultura de lucha que tenemos en nuestra historia, desde la huelga del pueblo hasta la lucha de Vieques, recordemos como organizando y luchando se logran las cosas. Sólo de esta forma podremos ver el Puerto Rico que queremos. La otra opción es ver como nos roban el presente y el futuro desde la sala de nuestro hogar. Es hora de empezar a construir el poder desde las bases, desde la comunidad, desde las escuelas y desde los centros de trabajo. Las calles nos esperan, salgamos a protestar y organizar cambio verdadero.

About these ads

Lo siento, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 47 seguidores

%d personas les gusta esto: