Socialismo Internacional

Periódico de la Organización Socialista Internacional

NO a un estado represivo y criminal

Posted by Socialismo Internacional en agosto 6, 2012

Foto / Indymediapr.org

Foto / Indymediapr.org

Editorial

La crisis social que vive Puerto Rico no se detendrá sin cambios profundos y duraderos a la estructura económica y social completa.

Para los dos partidos principales—PNP y PPD—la solución está en el fortalecimiento del estado, o sea, en hacer más fuerte y poderoso al gobierno y sus instituciones. Se trata de dos caminos diferentes que reflejan la enorme división de la sociedad en clases sociales. El pueblo pobre y trabajador por un lado, el gobierno y las empresas, por otro.

Todos/as vemos cómo la situación se sale de control a diario.  Un joven que mata a otro, un hombre que asesina a la que había sido su esposa, una pelea que termina en una masacre. Nos preguntamos, ¿cómo parar esto? ¿Cómo cambiar las cosas?

Habría que empezar aclarando cómo llegamos hasta aquí. Para los representantes de los partidos de los ricos y las empresas, Luis Fortuño y Alejandro García Padilla, el problema lo ha creado la “pérdida de valores” y la “ausencia de un plan anticrimen” adecuado.

Nosotros/as los socialistas abordamos el asunto de una manera totalmente diferente.

———————————

La crisis social que vive Puerto Rico no se detendrá sin cambios profundos y duraderos a la estructura económica y social completa.

Para los dos partidos principales—PNP y PPD—la solución está en el fortalecimiento del estado, o sea, en hacer más fuerte y poderoso al gobierno y sus instituciones. Se trata de dos caminos diferentes que reflejan la enorme división de la sociedad en clases sociales. El pueblo pobre y trabajador por un lado, el gobierno y las empresas, por otro.

Todos/as vemos cómo la situación se sale de control a diario.  Un joven que mata a otro, un hombre que asesina a la que había sido su esposa, una pelea que termina en una masacre. Nos preguntamos, ¿cómo parar esto? ¿Cómo cambiar las cosas?

Habría que empezar aclarando cómo llegamos hasta aquí. Para los representantes de los partidos de los ricos y las empresas, Luis Fortuño y Alejandro García Padilla, el problema lo ha creado la “pérdida de valores” y la “ausencia de un plan anticrimen” adecuado.

Ambas ideas son terriblemente erróneas y colocan la responsabilidad de la crisis en las acciones individuales, por un lado, o en la ausencia de un estado fuerte y represivo que “encarcele a los criminales” y controle el caos, por el otro.

Son las explicaciones más superficiales y extendidas, pero las más convenientes para los propósitos de ambos partidos dominantes: seguir controlando la población, continuar fortaleciendo el estado y el gobierno, y no solucionar absolutamente nada.

Es lo que está detrás de las dos enmiendas constitucionales que irán a referéndum el 19 de agosto. Una plantea eliminar el derecho universal a la fianza para “encerrar a los criminales y asesinos”, y la otra reduce senadores y representantes disque para hacer “mas eficiente” la legislatura. Soluciones de cartón y nada más.

Llamamos a votar NO en ambas como la mejor manera de exigir soluciones reales y no permitir el fortalecimiento del estado.

Un dato adicional debe preocuparnos: el gobernador hizo ley un nuevo Código Penal que elimina el derecho a la protesta en edificios públicos y en la legislatura so pena de 3 años presos como pena fija. Solo hay que imaginarse que las miles de personas que participaron de las huelgas estudiantiles en la UPR en 2010 y 2011 estarían presas todavía si este Código Penal hubiese estado aprobado en 2009.  O lo estarán en los próximos dos años. No faltará mucho para que hablemos abiertamente de dictadura.

Nosotros/as los socialistas abordamos el asunto de una manera totalmente diferente.

La crisis social que vive Puerto Rico es el resultado, precisamente, de las acciones de los dos partidos dominantes (y de las empresas y leyes que los apoyan) en mantener un sistema económico y social basado en la desigualdad y el discrimen. Es el resultado de la estructura económica capitalista y colonial que mantiene el desempleo alto como una forma de mantener los sueldos bajos.

Ambos partidos han destruido el empleo público y privado. Tanto el PNP como el PPD han intentado convertir la escuela pública en una fábrica de trabajadores/as precarios, con estudiantes sin capacidad crítica para organizar su defensa colectiva. El binomio PNP-PPD ha gobernado durante los últimos 60 años para la crisis.

Comenzar a cambiar las cosas de verdad requerirá que aprovechemos cada oportunidad para tomar conciencia y retar la agenda de los verdaderos criminales—los ricos, los poderosos, y sus partidos políticos e instituciones.

About these ads

Lo siento, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 47 seguidores

%d personas les gusta esto: