Socialismo Internacional

Periódico de la Organización Socialista Internacional

Son muchas las vallas que nos impiden entrar…

Publicado por Socialismo Internacional en octubre 14, 2012

Foto por la OSI

La UPR no es accesible. En la universidad ha habido y siguen habiendo deformaciones, enfocadas en limitar la cantidad de personas que entran a la misma. Cada vez son más los obstáculos para entrar a la institución, y las personas que más se afectan, como consecuencia directa de esto, somos de clase trabajadora; siendo nosotrxs lxs que necesitamos de la educación para obtener herramientas que nos permitan cuestionar y transformar nuestras condiciones de vida.

Leer AlertaRoja-Accesibilidad en pdf.OSI

No es casualidad que las personas que provienen de Capetillo o Sicardó (comunidades aledañas a la UPR, por citar un ejemplo), que estudian en la Colombia o en la Gabriela Mistral (escuelas públicas de San Juan, también cercanas a la Universidad), se les haga más difícil entrar a la UPR. Esto en parte se debe a que el sistema de educación en Puerto Rico es uno mediocre y corrupto marcado por la política-partidista que no satisface las necesidades del estudiantado, desde plantas físicas en precario estado hasta pocos recursos materiales. Esto repercute en que muchos de los estudiantes provenientes de escuela pública no cumplen con las exigencias de la UPR. A esto le añadimos costos de estudios exorbitantes, y terminamos con un sistema de educación publico que por un lado no busca preparar a sus estudiantes para entrar a la universidad del estado; y por el otro, un sistema universitario público que cada vez más le cierra sus puertas a la juventud de la clase trabajadora.

¡Una UPR que profundiza la desigualdad social!

La educación en el sistema capitalista, es creadora de mano de obra barata que pasa a un mercado laboral inestable, precario y con bajos salarios. Para que lxs patronxs y las empresas aumenten sus ganancias, el mercado necesita trabajadorxs menos preparadxs y sumisxs, por consiguiente la universidad tiene que dejar de producir tantxs profesionales  y esa educación solo será accesible para aquellos que la puedan pagar. La lógica es que si eres de escuela pública no entras a la UPR, condenando a la juventud de la clase trabajadora a condiciones de vida precarias, profundizando así la desigualdad social. Muchas veces vemos lo que está pasando en la universidad como situaciones aisladas unas de otras, pero la realidad es que detrás de cada nueva medida que imponen hay un modelo y visión de universidad. Una universidad que responde a un pequeño grupo de personas que buscan satisfacer los intereses del capital, en donde el conocimiento está limitado a las necesidades del mercado y sólo es accesible a aquellas personas que puedan pagarlo. De lo que hablamos es de la expulsión de casi 9,000 jóvenes de clase trabajadora y del cierre de la misma a miles de estudiantes más. (2009-2010: 65,669 estudiantes/2011-2012: 57,000 estudiantes).

En este periodo electoral donde se discute la política nacional, no debemos caer en las promesas que nunca se cumplen, ninguno de los partidos podrá crear una universidad para la clase pobre y trabajadora; eso será obra de nosotrxs mismxs.

Organízate y lucha por una UPR para la clase trabajadora

Foto de indymediapr.org 

Lo que está ocurriendo en la UPR es alarmante, los cambios que se están dando son drásticos y apresurados. Por eso, existe una urgencia de organizarnos y movilizarnos ante las medidas que nos imponen. Una Universidad que goce de plena autonomía, donde la comunidad universitaria sea la que tome las decisiones desde abajo y una educación orientada a la transformación real de la sociedad es más que necesaria y es posible. Tenemos el deber de luchar contra el modelo de universidad que nos imponen, mientras nos organizamos y luchamos por una universidad distinta.

Para elevar el entendimiento político, entre nosotrxs lxs estudiantes, hacen falta comités de base donde se discutan las problemáticas de la universidad y se le den dirección a acciones que combinen, en nuestras luchas más inmediatas, nuestras exigencias a corto y largo plazo. Para esto, entendemos que es importante tener un documento que recoja nuestra crítica al modelo de universidad existente y unos planteamientos generales sobre la universidad que queremos. Es urgente y necesario que creemos espacios de discusión y acción para ir dando paso a la solidificación de un movimiento estudiantil fuerte y coherente, que pueda resistir y dar la lucha por una universidad que esté realmente accesible a la clase trabajadora y que sirva de herramienta para la transformación de la sociedad.

About these ads

Lo siento, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 47 seguidores

%d personas les gusta esto: